Como Ayudar a Tu Contador a Administrar Tu Flujo De Efectivo

12
July 2019

El flujo de efectivo es el dinero que entra y sale de tu negocio. Administrar ese flujo, para que cuando lo necesites siempre tengas efectivo a la mano, puede ser difícil, incluso cuando el negocio está prosperando.

Contratar a un contador para que administre el flujo de efectivo suele ser la mejor opción. Al permitir que un profesional implemente estrategias y mida los resultados, te libera para concentrarte en tu negocio y servir a tus clientes.

Sin embargo, tu contador no debe trabajar completamente solo. Mientras más información, acceso y ayuda general puedas proporcionar, con mayor éxito se podrá administrar el flujo de efectivo. A continuación te indicamos cómo encontrar un contador y lo que pueden hacer para ayudarte.
1. Contacta Un Contador en las Etapas Iniciales de Desarrollo del Negocio

El mejor momento para involucrar a un contador es al escribir tu plan de negocios. Un contador puede ayudarte a desarrollar proyecciones y calendarios financieros realistas.

Por supuesto, la mayoría de las personas no cuentan con exceso de efectivo cuando están empezando. Pero la contratación temprana de un contador te prepara para el futuro éxito financiero.

  1. Contrata a Un Contador para Servicios Según Sea Necesario

Los contadores suelen ser más asequibles de lo que muchos dueños de negocios creen. No tienes que contratar un contador como miembro de tu equipo de trabajo, ni mantener uno a sueldo por contrato según sea necesario. En su lugar, puedes acudir a un contador para servicios de una sola vez, según sea necesario. Los servicios básicos que un contador ofrece incluyen:

● Revisión del Plan de Negocio

● Impuestos y servicios de auditoría fiscal.

● Ayuda con solicitudes de préstamo.

Un contador puede ayudarte a manejar cualquier asunto financiero complejo que no entiendas. Pero un contador también es útil para completar cosas más sencillas que tú no entiendes, como las cuestiones fiscales básicas. La contratación de un contador libera tu tiempo para que puedas dirigir tu negocio.

  1. Permite Que Tu Contador Siga el Rastro del Flujo de Efectivo

Un contador puede ayudar a rastrear el flujo de efectivo, que es el término usado para referirse a todos los fondos entrantes y salientes. Normalmente, el proceso de rastrear del flujo de efectivo implica:

● Administrar todos los fondos entrantes

● La organización de pagos a suplidores y socios.

● Rastrear el exceso de efectivo y las pérdidas inesperadas

Tú mismo puedes dedicarte a rastrear el flujo de efectivo, pero un contador probablemente será más preciso. Idealmente, tu negocio es lo suficientemente grande para tener todo un equipo de contabilidad interno, ya que podrán comprender cada aspecto de tu negocio específico.

Sin embargo, también puedes contratar a un contador para que te ayude a desarrollar un plan de flujo de efectivo. Estos pueden organizar pagos con proveedores y clientes. En la mayoría de los casos puedes administrar tu negocio de acuerdo con el plan creado. Si surgen problemas, puedes ponerte en contacto con el contador para obtener ayuda.

  1. Sigue Los Consejos de Tu Contador

Tu contador puede hacer mucho más que administrar tu flujo de efectivo de mes a mes. También te puede ayudar a pronosticar la salud financiera a largo plazo de tu negocio.

Un pronóstico general de gastos se puede crear fácilmente mediante el análisis de costos tales como facturas de gastos generales, nómina, inversiones y otros costos. El pronóstico te ayuda a prepararte para tiempos de escasez y gastos únicos, con el fin de asegurar que tu flujo de efectivo continúe siendo positivo.

Por supuesto, tu contador necesita información precisa para poder desarrollar pronósticos precisos sobre el flujo de efectivo. Ayuda a tu contador a administrar el flujo de efectivo proporcionando información completa y precisa sobre tu negocio, así como los planes que tienes para el futuro.

Además, no tengas miedo de hacer preguntas. Un buen contador debe tener la habilidad de explicar información financiera complicada de una manera sencilla y con sentido común.

  1. Utiliza Fondos No Tradicionales Cuando Sea Necesario

Incluso con un preciso pronóstico del flujo de efectivo, los eventos inesperados pueden asestar un duro golpe a tus finanzas. Los equipos rotos, los errores de producción, el fraude y otras calamidades, pueden afectar a un negocio de cualquier tamaño. Mientras que una empresa grande generalmente tiene suficiente efectivo disponible para cubrir la mayoría de las emergencias, las organizaciones más pequeñas pueden necesitar financiación inmediata de una fuente externa.

La financiación no tradicional es a menudo la forma más rápida y efectiva para que un negocio pequeño reciba entre $5,000 y $750,000, normalmente en pocos días después de calificar. Los requisitos de aprobación son mucho menos restrictivos que los préstamos bancarios tradicionales. Con la ayuda de One Park Financial, aun los negocios con crédito imperfecto pueden obtener capital de trabajo de fuentes de financiación no tradicionales. Visita oneparkfinancial.com o, llama al 855.218.8819 para obtener más información sobre las opciones disponibles para lograr acceso rápido y flexible al capital de trabajo para tu negocio.

Tu contador es un socio valioso que administra el dinero que entra y sale de tu negocio. Tú y tu contador, pueden trabajar juntos para desarrollar un plan de administración de flujo de efectivo que mantendrá tu negocio financieramente saludable, tanto hoy como en el futuro.