Cómo Obtener Un Préstamo Para Pequeños Negocios: Parte 2 de 4

22
August 2019

Parte 2 de la serie: Lo Que Debes Saber Acerca de los Préstamos Bancarios Para Tu Pequeño Negocio

En la primera parte de esta serie, analizamos las diferentes razones para obtener un préstamo para pequeños negocios, y determinamos cuál es el mejor momento para solicitar dicho préstamo, dependiendo de lo que deseas hacer con los fondos y de tu historial de crédito personal y comercial. 

En la segunda parte, hablaremos sobre los diferentes tipos de préstamos que un pequeño negocio puede solicitar de los prestamistas tradicionales, como un banco o una cooperativa de crédito. Entre estos se incluye:

  • Préstamos a plazos
  • Préstamos garantizados por la (Administración de Pequeños Negocios) SBA
  • Líneas de Crédito
  • Préstamos para equipo de trabajo o maquinaria pesada
  • Arrendamiento de equipo
  • Préstamos personales.

También examinaremos cuáles son los requisitos necesarios para diferentes tipos de préstamos. Requisitos tales como el tiempo que lleva en el negocio, el historial de crédito y los ingresos anuales. Detallaremos también cuáles son las ventajas y los desafíos asociados con cada tipo de préstamo.

Conoce Cuáles Son La Opciones Disponibles

Préstamos a plazos

Esto es exactamente lo que la mayoría de nosotros nos imaginamos cuando pensamos en los préstamos: le pides prestado una suma de dinero a un banco y el prestamista deposita la totalidad del dinero en tu cuenta bancaria comercial. Luego comienzas a devolver el dinero basado en un número específico de pagos o plazos a una tasa de interés fija o variable y durante un período de tiempo establecido por el banco o institucion de credito. El período de reembolso puede ser de 3-12 meses (a veces hasta 18 meses) para un préstamo a corto plazo, y de 2 a 5 años para un préstamo a mediano plazo, y de más de cinco años para un préstamo a largo plazo. 

Algunos programas de préstamos no ofrecen préstamos a mediano plazo; en tal caso, los términos típicos son menos de un año para un préstamo a corto plazo y al menos 2 años (y más) para un préstamo a largo plazo.

Los préstamos a corto plazo son más fáciles de calificar que los préstamos a largo plazo. La elegibilidad varía según el banco, tu ubicación y los programas de préstamos disponibles En general es posible que puedas obtener un préstamo a corto plazo si has estado en el negocio durante aproximadamente un año, tienes una puntuación de crédito personal de 550+ y recibes $50,000 o más en ingresos anuales.

Para un préstamo a mediano plazo, tu negocio debe llevar por lo menos un año en el mercado, tener una puntuación de crédito de más de 600+ y recibir más de $100,000 en ingresos anuales.

Las calificaciones básicas para un préstamo a largo plazo son: dos años con un negocio activo una puntuación de crédito de más de 700+, y alrededor de $100,000 o más en ingresos anuales. Para calificar para un préstamo a largo plazo, es posible que tengas que demostrar que tu negocio es rentable.

Los préstamos a largo y mediano plazo a menudo requieren garantías iguales o mayores a la cantidad prestada. El prestamista calculará el valor de tu garantía; a esto se le conoce como la relación-préstamo-valor. Hay diferentes maneras de hacer esto, pero en términos generales debes esperar ver aproximadamente el 70 por ciento del valor real de los bienes inmuebles tasados, o el 60-80 por ciento del inventario, dinero en efectivo o equipo. 

Ventajas:
  • Cantidad de reembolso predecible
  • Si calificas, puedes pedir prestado grandes sumas de dinero ($1millón o más).
  • Tasas de interés más bajas que los productos de préstamos de "mal crédito"
Desafíos
  • Los bancos pueden negarse a prestarle dinero a negocios dentro de industrias específicas (por ejemplo, compañías de viajes, restaurantes o servicios financieros de consumo)
  • Si tu negocio abrió hace menos de un año, es muy raro que los préstamos bancarios tradicionales sean aprobados.
  • Por lo general, tarda por lo menos un mes antes de que la aprobación y el dinero estén disponibles
  • Puede requerir una garantía significativa
Ideal para:

Empresas con excelente historial de crédito que desean crecer / expandirse.

Préstamos garantizados por la (Administración de Pequeños Negocios) SBA

Esta es una excelente opción si es que tienes una sólida puntuación de crédito, un excelente historial de préstamos y mucho tiempo disponible para recopilar todos los documentos requeridos para calificar para el préstamo. 

Los préstamos de la SBA no son financiados por la Administración de Pequeños Negocios (SBA), sino que están garantizados por la SBA la cual promete pagar hasta el 85% del préstamo si es que no cumples con el mismo. Este tipo de préstamo se proporciona a través de un prestamista aprobado por la SBA, casi siempre un banco o una cooperativa de crédito. 

Los requisitos de calificación son muy estrictos: la SBA (como no es de extrañar) quiere asegurarse de que no vas a incumplir con los pagos. No te molestes en solicitar un préstamo a menos que tengas:

  • Por lo menos 2 años en el negocio
  • Una puntuación de crédito mínima de 640+ (700+ es lo óptimo)
  • $100,000 o más en ingresos anuales (y potencialmente prueba de rentabilidad)

La SBA también tiene otros requisitos, entre los más importantes es que debes tener un negocio con fines de lucro con sede en los EE. UU., y en una industria elegible. Las empresas sin fines de lucro no son elegibles para préstamos SBA, y las industrias no elegibles incluyen:

  • Política Préstamos 
  • Seguros de vida
  • Juegos de Azar
  • Negocios especulativos (desarrolladores de bienes raíces, investigación médica)
  • Empresas de ingresos pasivos

Para detalles completos, acude al cuestionario de elegibilidad de la SBA. Si calificas para un préstamo de la SBA, te beneficiarán de las bajas tasas de interés y de los plazos de reembolso extendidos (siete años para capital de trabajo, 10 años para préstamos de equipo, 25 para compras de bienes raíces).

Ventajas:
  • Tasas de interés bajas
  • Altos montos de préstamos (hasta $ 5 millones).
  • Condiciones de pago extendidas (siete años para capital de trabajo, 10 años para préstamos de equipo)
Desafíos
  • Exigentes requisitos de aprobación
  • Largo proceso de solicitud
Ideal para:

Negocios con excelente historial de crédito que no necesitan acceso inmediato a financiación y que desean realizar inversiones de crecimiento a largo plazo, tales como abrir una nueva ubicación, contratar empleados o refinanciar préstamos existentes.

Líneas de Crédito

Una línea de crédito le da a tu negocio un margen de dinero en efectivo, ya que tienes acceso preaprobado a una cantidad específica de dinero de la que puedes retirar fondos según sea necesario. 

Hay dos tipos de líneas de crédito: fija y rotativa. Si obtienes un préstamo fijo, tendrás acceso único a los fondos. Con una línea de crédito rotativa,únicamente reembolsará el balance de la deuda y el monto se reinicia. 

Si cuentas con un excelente historial de crédito, puedes calificar para una línea de crédito no garantizada. Las líneas de crédito aseguradas también están disponibles, pero es probable que tengas que depositar una garantía que por lo menos valga tanto como el préstamo que esperas obtener. 

Ventajas:

  • Acceso fácil al capital de trabajo.
  • Pagas intereses solo por el dinero que retiras
  • Tienes un fondo de emergencia

Desafíos

  • Puede ser difícil calificar - cuenta con los mismos requisitos que un préstamo tradicional a plazo bancario
  • Puede requerir una garantía significativa

Más Adecuado Para Negocios con excelente historial de crédito que necesitan capital de trabajo para cubrir gastos inesperados, o gastos operativos, durante los ciclos comerciales lentos.

Líneas de Crédito CAPLines

CAPLines es un programa de préstamos de la SBA que les permite a los dueños de negocios que cuentan con excelente historial de crédito acceder a líneas de crédito comerciales para usar como capital de trabajo, y para ayudar a gestionar las brechas de flujo de efectivo del ciclo comercial. Hay cuatro programas CAPLines.

  • Los CAPLines estacionales se utilizan para financiar aumentos estacionales en las cuentas por cobrar e inventario (o, en algunos casos, costos laborales adicionales). Los fondos no deben ser usados para cubrir brechas lentas en el ciclo del flujo de efectivo.
  • Las CAPLines de Contratos se utilizan para financiar los costos de cumplir con contratos específicos, incluyendo los gastos generales o los gastos generales y administrativos. 
  • Los CAPLines del Constructor se utilizan para financiar gastos directos relacionados con la construcción y / o los costos de renovación “sustanciales” (más de un tercio del precio de compra o valor justo de mercado) de un proyecto elegible específico (edificios residenciales o comerciales para reventa).
  • CAPLines de Capital de Trabajo debe usarse para capital de trabajo a corto plazo / necesidades operativas. 

CAPLines ofrece hasta $5 millones en financiación, y el plazo máximo en una línea de crédito CAPLines es de 10 años. Puedes ver las regulaciones para CAPLines aquí. Para calificar para un préstamo CAPLines vas a necesitar:

  • Por lo menos 2 años en el negocio
  • Una puntuación de crédito mínima de 640+ (700+ es lo óptimo)
  • $100,000 o más en ingresos anuales
  • Prueba de rentabilidad
  • Prueba de capacidad para cumplir con el contrato (para algunos tipos de CAPLines)
Ventajas:
  • Esta es una excelente oportunidad para que tipos específicos de pequeños negocios (construcción, contratistas, etc.) obtengan financiación
  • Tasas de interés bajas
  • Altas cantidades en préstamos solicitados (hasta $ 5 millones).
  • Condiciones de pago extendidas (hasta 10 años)
Desafíos
  • Exigentes requisitos de aprobación
  • Límites estrictos sobre los fondos que pueden y no pueden ser utilizados
  • Largo proceso de solicitud

Préstamos para equipos

Los préstamos para equipos, como es de esperar, te permiten comprar computadoras, vehículos o maquinaria y otros equipos necesarios para tu negocio. Estos préstamos pueden cubrir hasta el 100% del valor de los equipos comerciales. Y el equipo mismo sirve como colateral para el préstamo, lo que lo convierte en una buena opción para los propietarios de negocios que tienen activos de equipo sustanciales, pero una calificación de crédito imperfecta. El interés que pagas lo determina el valor del equipo y tu historial de crédito, así como la fuente de financiación. Los préstamos para equipos pueden requerir un pago inicial de aproximadamente 20% de enganche. 

Ventajas:
  • Por lo general, la aprobación es más fácil que un préstamo a plazos
  • Incentivos fiscales potenciales, deducción por depreciación
  • Construir equidad con el equipo
Desafíos
  • Puede que tengas que hacer un pago inicial
  • El equipo puede estar desactualizado antes de pagar el préstamo

Es mejor para: los negocios con buen historial de crédito que prefieren poseer, en lugar de alquilar equipos.

Arrendamiento de equipo

Esta opción te permite obtener equipos comerciales con gastos iniciales mínimos. Probablemente no necesites hacer un pago inicial y, por lo general, puedes negociar los términos del contrato de alquiler para que sean más favorables que los términos de un préstamo de equipo. Y el alquiler generalmente te permite actualizar el equipo con mayor facilidad de lo que puedes hacerlo con un préstamo de equipo. 

De entrada, es más fácil calificar para un arrendamiento que para un préstamos tradicional , ya que el equipo sirve como garantía para los pagos, que junto con la conveniencia viene un aumento en los costos y, dado que estás obligado a realizar pagos durante todo el período de arrendamiento, debes preguntarle al arrendatario qué sucede cuando tienes problemas con el equipo que está bajo arrendamiento y que ya no está cubierto por una garantía. 

Ventajas:
  • Los pagos de arrendamiento pueden calificar como un gasto comercial deducible
  • Aprobación más fácil que un préstamo
  • No tienes que preocuparte por terminar con equipos obsoletos
Desafíos
  • El arrendamiento suele ser significativamente más caro que comprar
  • No construyes equidad en el equipo. 
  • Estás obligado a realizar pagos durante todo el período de arrendamiento

Es mejor para las empresas que no quieren o no pueden hacer grandes inversiones iniciales en equipos, y no les importa pagar más por el equipo.

Préstamos personales.

Si eres propietario de un pequeño negocio con un excelente historial de crédito, puedes solicitar un préstamo personal para financiar tu negocio. Dado que los bancos rara vez aprueban préstamos para nuevos y pequeños negocios, un préstamo personal puede ser tu única opción si es que deseas trabajar solo con prestamistas tradicionales.

Ventajas:
  • No necesitarás someter un plan de negocio detallado
Desafíos
  • Daño a tu crédito personal si es que no puedes pagar
  • Los préstamos personales generalmente son por cantidades menores que los préstamos comerciales

Es mejor para nuevos negocios con excelente crédito personal.

Qué puedes hacer si no calificas para un préstamo bancario

Es difícil lograr que los grandes bancos aprueben préstamos para los pequeños negocios . Afortunadamente, hay prestamistas alternativos que ofrecen productos de financiación diseñados específicamente los pequeños negocios. De hecho, hay tantas opciones alternativas disponibles, que estamos dedicando la tercera parte de esta serie a los prestamistas alternativos, y los tipos de financiación que estos ofrecen. 

Pero, si no quieres esperar, la forma más fácil de encontrar un prestamista alternativo es a través de una precalificación con One Park Financial. Recibe asesoría de un experto en financiación que te ayudará a analizar las necesidades y opciones de tu negocio para determinar qué tipo de financiación es la que mejor satisface tus necesidades.

One Park Financial trabaja para ayudar a los propietarios de pequeños y medianos negocios a obtener acceso a la financiación que mejor satisfaga sus necesidades. Establecido en 2010 y fundado por emprendedores, One Park Financial entiende cuáles son los desafíos asociados con los préstamos para pequeños negocios y su necesidad de capital de trabajo. 

Visita oneparkfinancial.com o llama al 855.218.8819 y conectate con un experto en financiación para descubrir las opciones que tienen sentido para ti y tu negocio.