Lo Que Necesita Saber Acerca de la Nueva Deducción del 20% de Ingresos Comerciales Calificados

22
February 2019

Estas son las buenas noticias: como propietario de una pequeña empresa o como contratista independiente, puede calificar para una exención de impuestos del 20% cuando presente su declaración fiscal en 2019. La mala noticia es que es verdaderamente difícil averiguar si califica, incluso su contador puede no estar completamente seguro.

La deducción del 20% es una característica de la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos, y se conoce como la "Deducción De Ingresos de Comercios Calificados" o la "Deducción de la Sección 199A". Según el IRS, dicha exención permite que "muchos dueños de empresa unipersonal, sociedades, fideicomisos y corporaciones tipo "S", deduzcanel 20 por ciento de sus ingresos comerciales calificados".

Vamos entonces a desempacar lo que esto significa en el mundo real:

¿Cuándo entró en vigor esta exención? El IRS dice que la deducción está disponible para los años fiscales que comienzan después de diciembre. 31, 2017. Los contribuyentes elegibles pueden reclamarlo por primera vez en su declaración de impuestos federales de 2018.

¿Quién califica? Aquí es donde empieza a complicarse. Probablemente usted califique:

  • • Si su negocio es una empresa unipersonal, y declara sus impuestos bajo el Anexo C.
  • • Si usted es propietario de una granja no corporativa, y declara sus impuestos bajo el Anexo F.
  • • Si usted recibe sus ingresos de una corporación S, LLC, sociedad o fideicomiso / patrimonio.

Si cumple con los requisitos básicos enumerados anteriormente, y si su ingreso sujeto a impuestos de 2018 es inferior a $315,000 para radicaciones conjuntas, y $157,500 para una sola persona, puede deducir el 20% completo de sus ingresos comerciales calificados.

¿Qué es el "ingreso comercial calificado"? En pocas palabras, son ingresos de una pequeña empresa o trabajo contratado, de un comercio o negocio doméstico (con sede en los Estados Unidos). Por lo general, incluiría los ingresos de su empresa, los dividendos del fideicomiso de inversión, los ingresos de sociedades anónimas y otros tipos de ingresos. Las cosas como los salarios pagados a usted de un empleador, ganancias de capital, intereses y dividendos no se consideran ingresos calificados. La deducción del 20% se aplicaría a su ganancia, una vez que haya deducido sus gastos comerciales.

¿Son todas las pequeñas empresas elegibles para la deducción? No, y aquí es donde se vuelve realmente doloroso y complicado. El Congreso excluyó específicamente industrias particulares tales como salud, derecho, contabilidad, artes escénicas, consultoría, deportes, servicios financieros o (¡respire hondo!) "cualquier comercio o empresa donde el principal activo sea la reputación o habilidad de uno o más de sus empleados o propietarios ”.

La calificación sobre la "reputación o habilidad" de un empleado o propietario puede ser realmente problemática para las pequeñas empresas, y más aún para empresas unipersonales y consultores que a menudo confían en sus habilidades y reputación para obtener y retener consumidores / clientes.

Sin embargo, es posible que aún pueda acogerse a la deducción del 20%, incluso si trabaja en un campo descalificado (y tiene habilidades y buena reputación), si es que su ingreso sujeto a impuestos cae por debajo de $315,000 / $157,500 (radicación conjunta / individual).

Si su ingreso sujeto a impuestos se encuentra entre $315,000 y $415,000, aún puede calificar pero no podrá reclamar la deducción completa. Y si su ingreso imponible es más de $415,000 de una de las profesiones / servicios especificados, no califica.

Conclusión: debe hablar lo antes posible con su asesor financiero: la Deducción de Ingreso Comercial Calificado es tan compleja que incluso los profesionales financieros están teniendo problemas para averiguar los detalles específicos de la Ley. Dicho esto, cualquier buen asesor financiero, contador o preparador de declaraciones sobre impuestos debería poder determinar si usted califica para la deducción, y ayudarlo a presentarla correctamente. Incluso si usted típicamente no utiliza un profesional para preparar sus impuestos, es muy recomendable que lo haga este año. Elija uno que realmente entienda la Ley de Recortes de Impuestos y Trabajos, ya que probablemente este año necesite más que un genio de las matemáticas con acceso a software fiscal. Es una cantidad significativa de dinero, por lo que si califica, querrá aprovecharla.

One Park Financial es su socio en el éxito. Trabajamos para ayudar a los propietarios de pequeñas y medianas empresas a entender sus opciones financieras y acceder a la financiación que necesitan para tener éxito. Visite oneparkfinancial.com o llame al 855.218.8819 para descubrir las opciones que tienen sentido para usted y su empresa.