Consejos Sobre Como Preparar Tu Negocio Ante Un Posible Desastre

26
April 2019

Si ocurre un desastre, ¿estás preparado? Un evento inesperado como un incendio, una inundación u otra emergencia, puede cerrar tu negocio completamente, ¡y tal vez incluso de forma permanente!

Afortunadamente, la planificación y la preparación adecuada pueden ayudar a que tu negocio se mantenga seguro y hasta produciendo dinero durante tiempos difíciles. Desarrollar un plan contra desastres hoy, te ayudará a prevenir problemas mayores en el futuro.

¿Qué es un Plan de Preparación Contra Desastres?

Según su propia definición, los desastres son eventos a gran escala. Pero prepararse para un desastre no tiene por qué ser una experiencia abrumadora. Un plan de preparación contra desastres consta de cuatro partes:

• Identificar Los Riesgos Potenciales

• Desarrollar Un Plan

• Implementar el Plan y Entrenar al Personal.

• Conectarse con la Comunidad Vecina

El objetivo general de un plan contra desastres radica en mantener seguros a los empleados y clientes, proteger la propiedad física e, idealmente, limitar el tiempo de inactividad total de tu negocio.

Identificar Posibles Desastres

Un desastre es cualquier tipo de accidente o catástrofe que cause daños y ponga vidas en riesgo. Puede ser natural o causado por el hombre.

Muchos desastres, especialmente los desastres naturales, son específicos de ciertos lugares. Tendrás que identificar los riesgos potenciales para cualquier ubicación donde tengas tiendas, oficinas, empleados o incluso proveedores y el apoyo de terceros. Los desastres naturales comunes incluyen:

• Huracanes

• Terremotos

• Tornados

• Invierno Severo

• Inundaciones

Otros tipos de desastres pueden ocurrir en cualquier lugar. Prácticamente cualquier negocio que sea público o de otro tipo, tiene un riesgo de incendio, inundación o incluso un evento más siniestro, como la violencia en el lugar de trabajo.

Desarrollar Un Plan

Designa una persona de tu empresa para que sea el coordinador del plan contra desastres. Tener una persona a cargo ayuda a mantener el proceso organizado y eficiente.

Dependiendo del tamaño de tu negocio, el coordinador del plan contra desastres podría necesitar un comité de apoyo compuesto por personas de cada departamento principal. Además, la planificación contra desastres debe involucrar a representantes de vendedores, proveedores y otros negocios conectados al tuyo.

Un plan contra desastres debe incluir lo siguiente:

• Instrucciones de evacuación para todas las ubicaciones físicas.

• Instrucciones para los empleados que deben permanecer en el lugar de trabajo durante un desastre.

• Información de contacto de cada empleado, más necesidades médicas relevantes.

• Instrucciones sobre con quién deben ponerse en contacto los empleados para obtener información actualizada.

• Un plan para asegurar cualquier material o equipo peligroso.

Tu compañía de seguros puede ayudar en el desarrollo del plan. Después de todo, tu compañía de seguros ha visto todo tipo de desastres, y tiene un interés personal en la protección de tu negocio. Ellos pueden ayudarte a identificar problemas específicos relacionados con tu tipo de negocio. Además, la Cruz Roja, el IRS y FEMA ofrecen recursos en línea relacionados con la preparación para desastres.

Implementar el Plan de Desastres

Si ocurre un desastre real, no tendrás mucho tiempo para pensar. Lo que deseas es que la respuesta al desastre sea lo más ágil y automática posible.

La preparación adecuada es vital. Proporciona a los empleados rutas e información de evacuación. Además, asegura que todas las ubicaciones físicas estén bien abastecidas con agua potable, suministros de primeros auxilios, baterías de respaldo y otros suministros necesarios.

Asegura que los empleados también tengan todas las herramientas necesarias para comunicarse entre ellos. Establece un sistema en el que todos los empleados sepan con quién comunicarse, o quién es el que debe contactarlos.

Conectarse con la Comunidad Vecina

Los desastres rara vez afectan a una sola empresa en particular. En cambio, es probable que afecten a toda tu ciudad o incluso a todo el estado. El nivel de preparación de los negocios vecinos puede tener un impacto dramático sobre la capacidad de tu empresa para ponerse en marcha rápidamente.

Al desarrollar tu plan de preparación, comunícate también con tus vecinos. ¿Qué medidas están ellos tomando? ¿Tiene sentido la combinación de recursos?

Además, desarrollar un plan es una excelente manera de retener a los empleados. Un plan les dice a tus empleados que su seguridad es tu prioridad número uno.

Asegurar Fondos de Emergencia

Incluso con un plan, los desastres pueden ser muy costosos. Es muy probable que necesites dinero en efectivo para reconstruir las ubicaciones dañadas, recuperar el inventario perdido y pagarle a los empleados y contratistas. La mayoría de los negocios no tienen el capital de trabajo necesario para cubrir todos los gastos causados por un desastre.

Desafortunadamente, obtener un préstamo de un banco después de una emergencia no es un asunto fácil Primero, a los bancos no les gusta prestar dinero a una compañía que acaba de ser golpeada por un desastre. Además, la aprobación de tu préstamo puede ser un proceso lento, y el tiempo no siempre está de tu lado durante la recuperación del desastre.

Si necesitas un flujo rápido de capital de trabajo después de un desastre, considera la posibilidad de acudir a financiadores alternativos. Puedes ser aprobado para recibir entre $5,000 y $750,000 dentro de las 72 horas después de haber radicado tu solicitud. Pero debes tener en cuenta que la aprobación de fondos alternativos se basa en los ingresos de tu negocio, y en la capacidad de pago. Si tu comunidad se ha visto especialmente afectada por un desastre y es poco probable que tu negocio vuelva a la normalidad en unas pocas semanas, los financiadores pueden sentirse preocupados al tener que trabajar contigo. La situación de cada individuo será diferente, así que explora tus opciones.

Protege a tus empleados y activos desarrollando un plan de preparación contra desastres. Además, protege tu negocio financieramente con un anticipo de efectivo flexible para comerciantes. Un desastre puede ocurrir sin aviso previo, pero el plan correcto puede mitigar el daño significativamente.