Préstamos Comerciales Sin Garantía: Cinco Opciones de Financiamiento para tu Negocio

29
November 2019

Los bancos tienden a asumir que si en algún momento atravesaste por problemas financieros siempre serás un mal usuario para ellos. Puedes entender el por qué no quieren prestarle dinero a alguien que no lo paga. Dicho esto, tener una mala puntuación de crédito no significa que eres una mala persona. Las cuentas de atención médica, las emergencias familiares repentinas, los aumentos de renta o simplemente una mala y prolongada racha de suerte pueden crear problemas financieros. Y una vez que caes en un hoyo financiero, te puede tomar mucho tiempo volver a salir a flote.

Pero ¿cómo reconstruir tu negocio sin el capital necesario para financiar ese crecimiento?

Lo Que Debes Saber Sobre las Garantías


Además de una puntuación de crédito de más de 700+, un banco te va a pedir garantías para obtener un prestamo. La Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) define la garantía como "una forma adicional de seguridad que puede ser usada para asegurarle al prestamista que tienes una segunda fuente de reembolso del préstamo".

Una garantía es algo que el banco puede vender para recuperar su pérdida en caso de que no puedas pagar tu préstamo. Los bienes inmuebles, tus pertenencias, el inventario o el equipo de tu negocio. Básicamente, todos los artículos de valor que puedas poseer como un bote o vehículos califican como garantía. Los bancos tienden a preferir bienes que se pueden convertir fácilmente en efectivo, por lo que tu cuenta bancaria será mucho más atractiva que algo que tienen que vender en una subasta.

Los bancos también están interesados en garantías que retendrán su valor, y por lo general el valor de las garantías deprecia, o el prestamista podría tener que aceptar un precio más bajo para liquidarlo rápidamente. En general, como garantía, tus activos valen entre:

  • 60% a 70% del valor de bienes raíces comerciales,
  • 50% del valor del inventario revendible (si no hay un atractivo de mercado generalizado para su inventario, el valor como garantía será mucho menor),
  • 40% del valor del equipo,
  • 30% (o menos) del valor para la tecnología.

Así que, si estás asegurando un préstamo con tu inventario, un préstamo de $50,000 requeriría por lo menos $100,000 en inventario como garantía. Sin embargo, los bancos valoran el inventario de manera diferente, y el valor de la garantía depende del tipo de inventario / propiedad que tengas, así como de su valor actual en el mercado. Y si tu negocio es nuevo o tiene dificultades financieras, tendrás que proporcionar más garantías que alguien que tiene un negocio rentable que haya estado operando por lo menos unos años y con un historial de crédito sólido.

También debes tener en cuenta que si estás financiando bienes específicos como equipos o tecnología, en ocasiones podrás asegurar un préstamo con los mismos bienes que estás financiando. Si no puedes pagar el préstamo, los activos se pierden.

¿Puedo Conseguir un Préstamo para un Pequeño Negocio sin una Garantía?


Estas son las opciones para conseguir un prestamos sin garantía:

  1. ¿Mal crédito? Antes de solicitar un préstamo, dedica uno o dos años a trabajar y mejorar tu puntuación.
  2. Pide prestado dinero en efectivo a familiares o amigos, para obtener un préstamo garantizado de tu cooperativa de crédito o banco.
  3. Consigue una tarjeta o línea de crédito comercial segura, y úsala para financiar tu negocio
  4. Solicita un micro préstamo de igual a igual.
  5. Investiga las opciones de financiación alternativa

¿Qué es la Financiación Alternativa para Pequeños Negocios?


Si necesitas financiación inmediata, entonces querrás buscar fuentes que se enfocan en tu capacidad de pago actual, en lugar de en tu puntuación de crédito. En términos generales, solicitar préstamos cuando no cumples con los requisitos de puntuación de crédito establecidos por un prestamista, es una pérdida de tiempo, inclusive puede ser contraproducente ya que puede terminar bajando tu puntuación de crédito. Tu mejor opción en estos casos es buscar fuentes de financiación que especifiquen que trabajarán con dueños de pequeños negocios con mal crédito.

Puedes buscar en Google “Financiación de Negocios Con Mal Crédito” y desplazarte lentamente por las muchas opciones. O puedes ahorrarte tiempo y molestias y comunicarte directamente con One Park Financial. Sus expertos te ayudarán y te guiarán a través del proceso de financiación que sirve a los pequeños negocios. El proceso de pre-calificación es fácil, incluso si no tienes un historial de crédito perfecto. One Park Financial trabajará como tu defensor y te ayudará a encontrar la oferta de financiación más adecuada para tus necesidades comerciales.

Visita oneparkfinancial.com o llama al 855.218.8819 para obtener más información.