La Verdad Sobre los Préstamos para Pequeños Negocios con Mal Crédito

4
January 2019

Los malos puntajes crediticios le pueden pasar a la gente buena. Las facturas de atención médica, las emergencias repentinas, la exuberancia juvenil o simplemente una mala racha, pueden crear problemas financieros. La mayoría de nosotros lidiamos con el daño y seguimos adelante, un poco más sabios y cautelosos. Tristemente, los bancos tienden a asumir que si en algún momento usted tuvo un problema de dinero, siempre será un mal riesgo financiero. Y no quieren prestar dinero a alguien que tal vez no lo pague.

Pero como propietario de una pequeña empresa, usted necesita capital para operar su negocio. Es posible que necesite ampliar el inventario, el equipo o el espacio comercial, actualizar la tecnología o llegar a más clientes a través del mercadeo. Es posible que necesite una entrada de efectivo para cumplir con sus obligaciones actuales mientras espera que sus proveedores o clientes le paguen.

Conclusión: usted necesita invertir en su negocio, y para tener éxito es necesario que el mismo crezca. ¿Cómo podrá lograrlo si no puede obtener un préstamo para pequeñas empresas? Afortunadamente, existen opciones para los propietarios de pequeñas empresas con un historial crediticio frágil.

Puntuaciones de crédito y los préstamos para pequeñas empresas

El riesgo de los préstamos comerciales se calcula principalmente por medio de una calificación crediticia - hay otros factores que entran en juego, pero una calificación crediticia es a menudo lo primero que los bancos verifican. Típicamente, ellos miran la puntuación FICO - un tipo específico de puntuación de crédito que determina la solvencia crediticia personal (del consumidor). Las calificaciones personales FICO van desde 300 a 850. Con FICO, una calificación de 800 y más es un puntaje excelente; una calificación de 700 y medio hacia arriba es muy buena, y una calificación por debajo de los 600 es problemática. Cualquier puntuación por debajo de los 500 indica un severo riesgo crediticio.

Usted también puede tener una calificación crediticia comercial si es q que cuenta con una cuenta bancaria de comerciante y una tarjeta de crédito comercial. Las calificaciones de crédito empresarial se miden de 0 a 100, y se considera que 75 es una calificación excelente. Vale la pena comprobarlo, pero lo más probable es que, como propietario de una pequeña empresa, su calificación personal sea revisada cuando desee obtener un préstamo. Por lo tanto, comience obteniendo una copia de sus informes crediticios y descubra cómo se clasifica su puntaje.

Préstamos para pequeñas empresas con mal crédito

Si su calificación crediticia es baja, usted tiene opciones pero necesita ser realista - usted va a pagar más en cargos y tasas de interés de lo que de otra manera pagaría. Usted podría esperar uno o dos años y trabajar duro para mejorar su puntaje de crédito antes de solicitar un préstamo. Si usted no necesita financiación inmediatamente, esta es una muy buena opción a considerar. Usted podría pedir prestado dinero en efectivo para obtener un préstamo garantizado de su cooperativa de crédito, lo que elevará su calificación si paga la deuda a tiempo. También puede considerar la posibilidad de obtener una tarjeta de crédito comercial garantizada. Y usted ciertamente debe pagar todas sus cuentas a tiempo, ya que esto es fundamental para establecer un buen puntaje crediticio.

Si necesita financiación pronto, entonces querrá buscar fuentes que se enfoquen en su capacidad de pagar ahora, y no en su calificación crediticia. En general, el solicitar préstamos sabiendo que no cumple con los requisitos adecuados de calificación de crédito de un acreedor, es en el mejor de los casos una pérdida de tiempo, y en el peor de los casos puede resultar con una calificación de crédito aún más baja. La mejor decisión es buscar fuentes de financiación que especifiquen que trabajarán con propietarios de pequeñas empresas que tengan mal crédito.

Fuentes Alternativas de Préstamo para Pequeñas Empresas

Los acreedores alternativos suelen hacer negocios en línea, y muchos actúan como intermediarios para inversionistas institucionales o privados. Aquellos con calificaciones de crédito más bajas pueden buscar ofertas de financiación alternativas basadas en los ingresos del negocio, en lugar de las calificaciones crédito. Por ejemplo:

Un adelanto de efectivo para el comerciante no es un préstamo - es un adelanto sobre los ingresos esperados. Si su empresa tiene ingresos consistentes de más de $5,000 mensuales, usted podría calificar para recibir un adelanto en efectivo sobre dichos ingresos, el cual usted paga con un porcentaje de sus ventas sobre una base diaria/semanal. Usted también pagará intereses y cargos, por lo que en el mejor de los casos tendrá un plan para convertir el adelanto en una nueva fuente de ingreso sostenible.

La facturación de facturas le proporciona un adelanto sobre el dinero que a usted se le debe de las facturas de clientes impagas. Con este tipo de financiación llamado facturación de facturas, el historial financiero de sus clientes es más importante que su propio historial crediticio. Se le cobrará un porcentaje del monto del adelanto, en función de las condiciones de pago, y sea que usted opte por vender la factura a la compañía de financiación, o cobrar la factura y pagarle directamente al financista. Tenga en cuenta que esta no es una solución para lidiar con clientes morosos - una firma de cobros es la mejor manera de abordar ese problema. Usted utilizaría la facturación de facturas para cerrar la brecha entre la facturación por su trabajo y el pago real - típicamente entre 30 a 90 días.

Los acreedores alternativos también ofrecen préstamos a corto plazo, préstamos para la financiación de equipo y otras opciones.

Cómo encontrar financiación ante el mal crédito

Usted puede buscar en Google "Bad Credit Business Funding”) Financiación de Empresas Con Mal Crédito) y desplazarse poco a poco entre las muchas opciones. Una manera más fácil sería trabajar con una empresa que vincule a los dueños de pequeñas empresas con los financistas.

Por ejemplo, para obtener una pre-aprobación de One Park Financial, usted necesita cumplir con los requerimientos mínimos – que la empresa lleve funcionando por un mínimo de 3 meses, registrar por lo menos $5,000 en ingresos brutos mensuales, y tener un puntaje crediticio mínimo de 450. Los propietarios de pequeñas empresas que hayan sido pre-aprobados, pueden hablar con un experto en financiación acerca de las necesidades de su empresa para determinar qué tipo de financiación satisface mejor sus necesidades. One Park Financial trabaja con una red de fuentes de financiación, y le guiará a través del proceso hasta obtener la financiación deseada. Visite oneparkfinancial.com, o llame al 855.218.8819 para obtener más información.