Retos Que Enfrentan Los Propietarios de Pequeñas Empresas

15
March 2019

Es un buen momento para ser propietario de una pequeña empresa. Pero eso no significa que sea fácil Siempre hay desafíos, y algunos se vuelven aún más grandes durante los buenos tiempos en el ciclo económico. En este momento, las opiniones parecen oscilar entre los sumamente optimistas: en 2018, la publicación Spotlight del Banco de Propietarios de Pequeñas Empresas Hispanas señaló que el 87% de los dueños de empresas hispanas planean expandir sus negocios en el 2019 y, entre los que temen que ya nos corresponde un tiempo de desaceleración comercial o tal vez una leve recesión. Eso significa que los desafíos actuales deben abordar la planificación para el crecimiento, así como la protección de su empresa contra una recesión. A continuación les compartimos los principales problemas que enfrentan los propietarios de pequeñas empresas en este momento.

Retención de Empleados

La tasa de desempleo es baja, lo que significa que sus mejores empleados tienen frente a ellos un mundo de opciones. Las pequeñas empresas luchan por igualar los beneficios que brindan las empresas más grandes, así que descubra lo que puede ofrecer y que las empresas más grandes no ofrecen: horarios de trabajo flexibles, cultura familiar, tutoría, lealtad, voluntad de ser innovador y asumir riesgos. Por lo menos, asegúrese que no está imponiendo los mismos inconvenientes de la cultura corporativa sin ninguna de las ventajas.

Base Diversificada de Clientes

Hay algo que decir acerca de dirigir sus ofertas a un mercado muy específico, pero asegúrese de estar diversificado dentro de dicho espacio. Por ejemplo, si vende productos en el espacio físico de una tienda, asegúrese de que también está vendiendo en línea y viceversa. De esa manera, si su sitio web se cae o la construcción de carreteras bloquea el acceso a su tienda, aun así tendrá otro flujo de ingresos. Además, diversifique su línea de productos, especialmente si está vendiendo artículos muy modernos. Y si ofrece servicios en lugar de bienes, asegúrese de que su empresa no dependa principalmente de un cliente. Necesita tener suficientes clientes para sobrevivir si uno o dos de ellos llevan su negocio a otra parte.

Crecimiento No Planificado

A medida que su negocio sea más exitoso, todos le dirán que es hora de crecer (¡incluyendo los consejos sobre diversificación que previamente le hemos compartido!). Necesitas crecer para mantenerte fuerte y competitivo, pero no crezcas demasiado rápido. Recuerde mantener el mismo o mejor nivel, en el servicio/ calidad del producto, servicio al cliente y cualquier otra cosa por la que seas conocido: creatividad, imaginación, atención a los detalles, accesibilidad. En algunos casos, puede ser mejor aumentar sus tarifas / precios en vez de extenderse demasiado.

Agotamiento

Cuanto más éxito tenga, más difícil será para usted disfrutar de su éxito. Como propietario de una pequeña empresa, sabe que trabajará más horas que aquellos que trabajan para otras personas. No hay manera de evitar eso en los primeros años de construir su empresa. Pero cuando ya esté establecido, busque una manera de tomarse un tiempo libre, semanalmente y durante los períodos de vacaciones. Sí, es posible que pierda un poco de dinero, pero es casi seguro que sus clientes también se están tomando un descanso y deben entender que el tiempo de vacaciones es una necesidad. Planifique sus vacaciones / días de descanso en su ciclo comercial, y si tiene clientes que realmente dependen de sus servicios, asegúrese de avisarles con unas semanas de antelación.

Flujo de Caja

Para muchas pequeñas empresas, administrar el flujo de efectivo es un verdadero desafío. O bien ingresa gran cantidad de dinero, o ninguno: parece que nunca hay un medio feliz. Por lo tanto, no es de extrañar que, según el estudio de un Banco estadounidense, el 82% de las empresas que fracasan es debido a problemas de flujo de efectivo. La buena noticia es que este problema se vuelve más manejable cuanto más tiempo esté en el negocio. Eventualmente, tendrá una idea de cuándo su negocio será lento, y cuando puede esperar mucha actividad, y planificar en consecuencia. Pero tenga en cuenta que problemas como el clima inusual, otras actividades comerciales (como una huelga en el sistema de transporte), desastres naturales (y no solo en su ubicación inmediata), la economía general, eventos impredecibles (como la amenaza del virus Zika en 2017, que tuvo un impacto enorme y perjudicial en las pequeñas empresas que dependen del turismo de Miami) y muchos otros factores, pueden afectar negativamente su ciclo comercial. En nuestro mundo interconectado, un tifón al otro lado del mundo puede causar un impacto directo sobre su empresa. No hay mucho que puedas hacer al respecto, excepto tener suficiente capital circulante para sobrellevar los tiempos lentos.

Cuentas por Cobrar

Aún más frustrante es cuando entra mucho dinero al negocio, pero no puede acceder a esos fondos porque está esperando que los clientes paguen sus facturas. Si bien la solución correcta para el problema de "espera de pago" eventualmente será "despedir a los clientes que siempre pagan tarde" en el corto plazo, un adelanto de efectivo sobre dichas facturas puede ser la mejor opción para mantener su negocio a flote.

Entendiendo El Capital Circulante

Necesitas tener disponible suficiente capital circulante, pero no demasiado. Demasiado significa, que no está poniendo su dinero a trabajar para usted. Muy poco significa que su negocio puede estar en problemas.

El capital circulante incluye el dinero que tiene en el banco y cualquier activo que pueda liquidar rápidamente en efectivo, como inventario y cuentas por pagar. Como proceso comercial básico, debe calcular la proporción de su capital circulante para medir la solidez financiera de su empresa. Para ello, sume sus activos y luego divida ese número por sus deudas. Como ejemplo, supongamos que tiene $ 50,000 en efectivo disponible y facturas actuales de los clientes, más otros $5,000 en valores negociables. Sus activos actuales son de $55,000. Ahora sume sus obligaciones. Por ejemplo, $10,000 en nómina, $4,000 en gastos operativos y otros $6,000 en líneas de crédito de proveedores. Sus pasivos actuales son de $26,000. Divida sus activos actuales por sus pasivos para calcular su índice de capital de trabajo. $55,000 dividido por $26,000 nos da una proporción de trabajo de 2.1. En general, usted desea una proporción de 1.2 y 2.0. Cualquier valor por debajo de 1.0 es un predictor de problemas serios de liquidez empresarial, mientras que una cifra por encima de 2.0 sugiere que es hora de poner su dinero a trabajar para ganar más dinero, por lo que es posible que desee considerar formas de expandir el negocio. Un consejo: antes de hacer algo basado en un asesoramiento financiero genérico, hable con un contador o un asesor que conozca su empresa y que pueda realizar un cálculo integral de todos sus activos y pasivos.

Acceso a Financiación

Lamentablemente, los propietarios de pequeñas empresas a menudo luchan para acceder al capital circulante a través de préstamos bancarios: el proceso de solicitud es complejo y exigente, y los requisitos son estrictos. Es posible que no tenga el tiempo, el conocimiento, la paciencia o el historial crediticio para calificar para las mismas opciones de financiación que fueron diseñadas para satisfacer las necesidades de las grandes empresas.

One Park Financial trabaja para ayudar a los propietarios de pequeñas y medianas empresas a acceder al capital circulante que necesitan. Nuestro proceso es simple y directo, y hemos ayudado a muchas pequeñas empresas cuyo acceso a financiación ha sido rechazado por los bancos. Visite oneparkfinancial.com, o llame al 855.218.8819 para descubrir las opciones que tienen sentido para usted y su empresa.