¿Cuál Es la Diferencia Entre la Incorporación y el Registro de una Empresa?

29
April 2019

Entiendes a tus clientes. Confías en tu capacidad para ofrecer un producto o servicio de alta calidad. ¿Pero sabes cómo manejar un negocio?

Muchos propietarios de negocios están comprensiblemente confundidos por la gran cantidad de asuntos burocráticos y legales relacionados con la creación y administración de un negocio.

Una de las primeras decisiones que deberás tomar es si tu empresa debe estar registrada o incorporada.

¿Qué Significa Registrar Un Negocio?

Dependiendo de donde vives y qué haces, puedes registrar tu negocio con varias agencias estatales y federales.

A nivel federal, el registro suele ser mínimo. Vas a necesitar un número de identificación fiscal federal, que se utiliza para pagar impuestos. Además, ciertos tipos de negocios pueden registrarse en el gobierno federal por una variedad de otras razones, como para la exención de impuestos o para registrar una marca.

Sin embargo, la mayoría de los registros de empresas se producen a nivel estatal. Dependiendo del estado donde resides, tendrás que registrar el negocio en la oficina del Secretario de Estado, en un Buró de Negocios o en una Agencia de Negocios. Las corporaciones, sociedades, LLC y las organizaciones sin fines de lucro generalmente deben registrarse.

Además de tener una presencia física en el estado, es posible que las empresas también tengan que registrarse si obtienen una cantidad significativa de ingresos, o si tienen un cierto número de empleados en un estado en particular. La inscripción (registro) se hace generalmente en línea, o por correo.

El registro normalmente requiere designar a alguien como agente registrado. Recibirás todos los documentos oficiales y documentos legales. Aunque el dueño del negocio puede actuar como su propio agente registrado, los servicios también están disponibles si el propietario no vive en el estado, o no quiere lidiar con el papeleo.

Registrar tu negocio con el estado aumenta tu visibilidad entre los clientes. Además, a menudo ayuda a transmitir un sentido de legitimidad para tu negocio. Incluso puede ayudar a mejorar tu puntuación de crédito.

Sin embargo, los beneficios de registro son relativamente limitados. No proporcionan protección de responsabilidad civil o beneficios fiscales. Tampoco proporcionan protección de derechos de autor o marca registrada.

¿Qué es un Negocio Incorporado?

Incorporar un negocio es más complicado que registrar uno, pero los beneficios pueden ser sustanciales. Un negocio incorporado existe como una entidad legal separada de tus bienes personales. Tus finanzas personales permanecen protegidas de cualquier riesgo legal o financiero asociado con tu negocio.

Además, la incorporación de tu negocio te permite hacerlo público y emitir opciones de compra de acciones.

Incorporar tu negocio es bastante complicado, y con toda seguridad es mejor que contrates a un abogado corporativo. Incluso los errores menores en el proceso de radicación pueden tener repercusiones legales y financieras duraderas, por lo que casi siempre vale la pena el costo inicial asociado con la contratación de un abogado.

En la mayoría de los estados, la oficina de la Secretaría de Estado maneja todo lo relacionado con la incorporación de negocios. Puedes encontrar los formularios e información adicional en el sitio web oficial de tu estado.

Incorporar un negocio a menudo tiene sentido financiero a largo plazo, pero requiere algunos costos iniciales, especialmente si contratas a un abogado. Además, cuando tu empresa está lista para ser incorporada, es probable que haya estado creciendo constantemente por un tiempo.

Si estás buscando una manera fácil y rápida de aumentar la financiación mientras incorporas tu negocio, considera un anticipo en efectivo para comerciantes. El capital de trabajo entre $5,000 y $750,000 puede ser tuyo en tan solo tres días después de completar el sencillo proceso de solicitud. No se requiere garantía, y puedes calificar incluso si tienes un historial de crédito menos que perfecto.

¿Debo Incorporar Mi Negocio?

En muchos casos, la decisión de incorporar no depende del propietario de la empresa. En cambio, es requerido por las directrices estatales y federales. En general, se requiere la incorporación de cualquier negocio que no esté designado como empresa unipersonal o como sociedad general.

Muchas veces, la decisión sobre si incorporar o no, se toma para el dueño del negocio. Una entidad debe incorporar a menos que sea una empresa unipersonal o sociedades generales.

Una empresa unipersonal es un negocio que es propiedad de una sola persona, mientras que una sociedad general involucra a dos personas que realizan negocios juntos, sin dejar de ser personalmente responsable por cualquier problema legal o de deuda de su compañía. La mayoría de los negocios con empleados, incluidas las asociaciones cooperativas y sin fines de lucro, deben incorporar.

¿Cuáles Son los Diferentes Tipos de Incorporación?

Incorporar un negocio no necesariamente lo convierte en una corporación. En su lugar, tú eliges entre la incorporación como una compañía de responsabilidad limitada (LLC), una empresa unipersonal o una corporación.

Las LLC son la opción más popular. Estas proporcionan protección de responsabilidad y bienes para un individuo o grupo pequeño sin requerir ciertos tipos de impuestos, como el impuesto sobre el trabajo por cuenta propia. Cada estado tiene requisitos diferentes para formar una LLC.

Una corporación se crea típicamente para grandes organizaciones interesadas en atraer inversionistas. Tienen la protección fiscal más fuerte, así como las ventajas fiscales más importantes.

En la mayoría de los casos, querrás registrar tu negocio con el estado donde resides. El registro suele ser rápido y fácil, aunque proporciona beneficios limitados. La incorporación de tu negocio es un proceso bastante complejo, pero brinda importantes protecciones que incluyen la seguridad de los bienes personales. A medida que tu negocio crezca, considera solicitar un anticipo en efectivo para comerciantes que te ayudará a mantener una base financiera sólida.