¿Puedo obtener un préstamo para mi negocio con mal crédito?

8
September 2022

Como dueño de un negocio sabes que administrar un negocio implica altos costos. Tanto si eres un emprendedor independiente que necesita una computadora portátil como si eres el propietario de un restaurante que necesita capital para renovaciones o equipamiento, la realidad es que siempre hace falta capital para llevar un negocio en crecimiento.

Tendrás que pagar el alquiler cada mes, comprar inventario o equipo nuevo, sin olvidar el pago de los contratistas o los empleados. Por desgracia, para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, adquirir un préstamo en el entorno económico actual es en extremo difícil. Especialmente si tienes un “mal puntaje crediticio”.

Aunque puede ser un desafío, conseguir capital cuando se tiene mal crédito no es imposible. Afortunadamente, hay opciones de financiamiento comercial disponibles, incluso si tu puntaje crediticio no es perfecto.

Este artículo te ayudará a comprender lo que los financistas consideran “mal crédito” y a cómo aumentar tus posibilidades de conseguir el capital que necesita tu negocio, aunque tu crédito no sea perfecto. Comenzaremos por definir los conceptos básicos.

¿Qué consideran los financistas comerciales como mal crédito?

Los financistas tienen en cuenta cualquier cosa que indique que representas un alto riesgo, como un mal puntaje crediticio o la ausencia de un historial de crédito. Los financistas comerciales examinan de cerca tu informe crediticio, bien sean detalles de tus tarjetas de crédito o préstamos comerciales anteriores, a fin de determinar si calificas o no para un crédito. Si has solicitado recientemente un préstamo comercial, es probable que el financista haya utilizado tu FICO Score como factor de respaldo en su decisión.

Según Experian, el puntaje crediticio FICO promedio es de alrededor de 706, lo cual es bueno. Lo que se considera como “mal crédito” también se conoce como crédito de alto riesgo y tiende a ser alrededor de 580-669. Con un puntaje por debajo de 580, es posible que tengas dificultades para acceder a un préstamo o crédito bancario para tu negocio.

Financiamiento comercial para perfiles crediticios malos o limitados 

Aunque un crédito personal deficiente puede reducir tus posibilidades de aprobación, el puntaje FICO no es siempre la única información que el financista usa. A la par puede considerar también la siguiente información:

  • Puntaje de crédito del negocio: Al evaluar la solvencia de un solicitante, muchos financistas también consideran el puntaje de crédito de su negocio. Tu puedes verificar tu perfil crediticio con Dun & Bradstreet (D&B), Experian o Equifax, si tu negocio es lo suficientemente antiguo para tener un puntaje crediticio, es decir, tener al menos un año.

  • Ingresos del negocio: Los ingresos mensuales y anuales de tu empresa dan pistas sobre tu propia capacidad para pagar la financiación a tiempo y en su totalidad. Las pequeñas empresas que no tienen muchos registros financieros podrían demostrarlo utilizando estimaciones para los próximos cinco años, por lo que también debes considerar esto.

  • Flujo de efectivo: El flujo de efectivo de un negocio es la suma de sus entradas y salidas de dinero, y sus equivalentes al mismo, durante un período específico. Esta cifra, al igual que los ingresos, puede mostrar la cantidad de dinero con que tu negocio cuenta mensualmente para pagar sus deudas. Por ello, con frecuencia sirve como un gran indicador del riesgo que supone tu negocio para los financistas. Aquí podrás aprender más sobre el flujo de efectivo y cómo calcularlo.

  • Antigüedad del negocio: Los financistas favorecen a los negocios solventes, pero tienden a apoyar más a los negocios bien establecidos que han estado operando durante al menos un año. Así que, si este es tu caso, ¡es una ventaja!

  • Carga de la deuda actual: Los financistas también identifican tus deudas actuales. La cantidad de deuda que tiene una empresa en el presente revela qué tan bien administra sus finanzas, así como la capacidad que tiene para pagar sus deudas a tiempo cada mes. Una empresa con alto nivel de deuda presente tiene menos probabilidades de ser aprobada para un financiamiento que una que tenga menos obligaciones por pagar.

  • Propósito del préstamo: Los financistas necesitan saber para qué es el dinero y algunos incluso ponen restricciones al uso de los préstamos. Los bancos están más inclinados a financiar, por ejemplo, cuando los fondos son para ayudar al negocio a aumentar sus ventas o brindar mejores bienes y servicios.

Préstamos para pequeños negocios con mal crédito

Si bien obtener un préstamo comercial con crédito negativo puede ser un desafío, existen otras opciones de financiamiento. Algunos de los financiamientos más típicos para dueños de negocios con mal crédito personal son los siguientes:

  • Financiamiento a corto plazo: Un financiamiento a corto plazo es cuando tu empresa utiliza fuentes a corto plazo, lo que significa que el período de devolución dura menos de un año. El financiamiento a corto plazo generalmente se usa para una sola compra o una sola suma de dinero. ¿Quieres saber más? Consulta nuestra guía sobre financiamiento a corto plazo.

  • Líneas de crédito comercial: Una línea de crédito comercial puede ayudar a los propietarios de los negocios a mantener un acceso constante al capital circulante o a los fondos para suavizar los cambios entre los gastos y los ingresos del negocio.

  • Factoraje de facturas: El factoraje de facturas es una transacción de financiamiento comercial en la que una empresa vende sus facturas (o cuentas por cobrar) a una empresa financiera externa por un monto inferior al total adeudado en las facturas. La empresa de factoraje recibe luego el pago directamente de ese cliente comercial.

  • Financiamiento de equipos: La maquinaria o equipos necesarios para la marcha de tu negocio a menudo requiere financiamiento. Este tipo de financiación suele estar más al alcance de los emprendedores con poco crédito porque la garantía subyacente sirve de aval. Los plazos largos, a menudo de hasta 25 años, y las sumas de préstamo de un millón de dólares o más son las características principales del financiamiento de equipos.

  • Adelantos de efectivo: Un adelanto de efectivo para comerciantes (MCA, por sus siglas en inglés) suele ser una manera fácil para que los pequeños negocios, más aquellos cuyos propietarios no tienen un historial crediticio perfecto, obtengan rápido financiamiento. Un MCA no es un préstamo, sino un anticipo de los futuros ingresos previstos en tu empresa. Para pagar el anticipo se establece un retiro automático en tu cuenta bancaria comercial. El monto se fija de antemano en base a un porcentaje de tu saldo bancario, el cual puede ser diario o semanal, aunque los términos y requisitos pueden variar.

Consejos para lograr un préstamo con mal crédito

Hay formas de evitar un mal puntaje crediticio, lo cual puede ayudar a una pequeña empresa a que sea más fácil alcanzar un préstamo. Estos son algunos consejos valiosos para recordar:

  • Ten preparados y listos tus documentos financieros y un sólido plan de negocios para mostrar a los financistas. Ellos querrán pruebas de que puedes pagar el financiamiento y de que tienes un fuerte conocimiento de tu negocio.

  • Antes de firmar nada, asegúrate de entender las condiciones de la transacción. Verifica todo detalladamente, desde la tasa de interés y la frecuencia de los pagos hasta el plan de pago.

  • Comprueba todas tus opciones para encontrar la mejor oferta. Comparar ofertas es crucial porque las tasas y los términos pueden diferir drásticamente entre distintas entidades financieras.

Obtener financiamiento con One Park Financial ¿es la solución para ti?

En caso de duda, One Park Financial es la respuesta. Acceder al capital circulante para respaldar tus operaciones diarias rápidamente nunca ha sido tan fácil, incluso si no tienes un puntaje crediticio perfecto. ¡Puedes verificar si pre calificas con One Park Financial en solo tres minutos! Todo lo que necesitas es demostrar que tu empresa ha estado operativa durante al menos tres meses, obteniendo al menos $7,500 en ingresos brutos mensuales.

¿Listo para empezar? Por favor, completa nuestro formulario y uno de nuestros expertos en financiamiento se ocupará de encontrar ¡la mejor opción para ti y tu negocio!

Descargo de responsabilidad: El contenido de esta publicación se ha elaborado únicamente con fines informativos. No pretende proporcionar ni debe ser considerado como asesoramiento fiscal, legal o contable. Consulte con su asesor fiscal, jurídico y contable antes de realizar cualquier transacción.