Saltar navegación
Graphic Divider Rise

¿Qué es capital de trabajo y por qué es importante entenderlo?



Para cuidar las finanzas de tu negocio hace falta mantener una buena gestión de capital. Es importante saber cuánto capital de trabajo tienes y como hacerlo circular en el momento adecuado. En esta guía te ayudamos a entender qué es capital de trabajo y cómo gestionarlo en el corto plazo.

¿Qué es capital de trabajo?

De acuerdo con Investopedia, capital de trabajo se refiere a la diferencia entre los activos de tu negocio (cuentas por cobrar, las facturas por pagar de tus clientes, el efectivo y el inventario de materias primas y productos terminados) y sus pasivos (las cuentas por pagar y las deudas).

Este término, también conocido como capital circulante, fondo de maniobra o capital de rotación se puede calcular fácilmente aplicando una fórmula. Es un indicador de la liquidez y salud financiera de tu negocio. También puede afectar la toma de decisiones, planes a plazo largo y tu potencial de conseguir fondos a través de un inversionista o institución financiera.

Cómo calcular tu capital de trabajo

El capital de trabajo se calcula a partir de los activos y los pasivos corrientes del balance de un negocio. El balance es uno de los tres estados financieros principales de todos los negocios, los otros dos son un estado de resultados y un estado de flujo de efectivo. Las 2 fórmulas que te enseñaremos te servirán para corroborar cuánto efectivo tienes disponible en este momento para el funcionamiento de tu negocio.

Fórmula de capital de trabajo neto:

Capital de trabajo neto operativo (KTNO) = Total de activos corrientes – Total de pasivos corrientes.

Por ejemplo, si tienes una tienda de muebles y quieres saber cuánto capital tienes disponible este año, sólo hace restar la totalidad de activos a los pasivos en ambas partes del cálculo. Cuando lo hagas tendrás una mejor idea del dinero que tienes disponible para operar tu negocio este año. ¿Es suficiente para cumplir con todos tus objetivos y operaciones?

Si al hacer el calculo te queda un número positivo, tienes suficiente capital para este año. ¡Pero, atención! Si este número es demasiado alto, puede que tus clientes te deban dinero o que tus ventas estén en su punto más bajo. No guardes todo tu dinero, hazlo circular.

Si quieres saber el estado de tu salud financiera a corto plazo:

Ratio de capital de trabajo= Activo corriente / Pasivo corriente.

Esta fórmula también conocida como ratio de liquidez compara y proporciona los activos y los pasivos de un negocio. O, cuánto dinero está entrando y saliendo de tu negocio este año. Un coeficiente de capital de trabajo igual o menor a 1 puede indicar que a tu negocio le cueste cubrir costes, mientras que un coeficiente igual o superior a 2 indica una posición financiera sólida.

Por ejemplo, si eres el propietario de la tienda de muebles que mencionamos, sabrás cuántas veces podrás pagar tus pasivos con tus activos en este momento. Es decir, sí te sobra o te falta para hacerte cargo de las operaciones de tu negocio. Por eso, si la suma de sus activos circulantes es de $500 000 y sus pasivos circulantes le cuestan $25,000, eso le daría $500,000/$250,000. En otras palabras, una proporción de 2:1.

Depende de su industria, pero una ratio menor a 1 puede indicar problemas de liquidez. Por otro lado, un 2:1 podría indicar que no tu negocio no está sacándole provecho a sus recursos para generar su mayor potencial de ingresos. ¿El número ideal? Una razón intermedia de 1:5.

Piensa a corto plazo. Incluye únicamente los activos y pasivos de los próximos 12 meses. Por ejemplo, en activos circulantes, incluye el efectivo en tu cuenta bancaria comercial, las facturas que te hacen falta cobrar o el inventario vendido. En la parte de activos incluye  gastos fijos como salarios, impuestos o deudas recurrentes con proveedores.

Si buscas más cálculos fáciles para medir el crecimiento de tu negocio, lee ¿Cómo leer el estado de pérdidas y ganancias de tu negocio?

Entiende las necesidades de tu negocio

No hay una sola fórmula para entender cuánto capital necesita tu negocio cada momento. Pero sí hay cuatro indicadores para entender cuáles son las necesidades de capital que tiene tu negocio en este momento. Estos son: tu tipo de negocio, tu estacionalidad, tu ciclo operativo, y tus metas empresariales.

  1. Tipo de industria: Algunas industrias requieren más reservas o capital que otras. Por ejemplo, la industria minorista o de manufactura necesita suficiente efectivo para tener suficiente inventario, materia prima o bienes. Por otro lado, sí brindas servicios en una pagina web puede que solo necesites invertir en un buen plan de marketing para aumentar tu visibilidad online.  

  1. La estacionalidad de tu negocio: Si tu negocio está más activo durante temporadas específicas, podrías tener ciclos de crecimiento estacional. Es importante identificar estos momentos para saber cuándo aumentar o ahorrar capital. Puede que necesites fondos para mantener tu negocio durante estaciones lentas o un flujo de efectivo para aumentar productividad en tu pico de crecimiento.

  2. Ciclo operativo: ¿Cuánto tiempo necesitas para crear o vender tu producto o servicio? ¿Los clientes pagan sus facturas a tiempo? Si quieres determinar si tu negocio tiene un ciclo operativo largo o corto hazte estas dos preguntas. Los negocios con ciclos operativos más largos tardan más tiempo en generar activos y puede que tengan más activos a plazo corto.

  3. Metas empresariales: Revisa los objetivos de tu plan de negocio cada trimestre para asegurarte de que tengas suficiente capital de trabajo para poder cumplirlos. ¿Recién abres tu negocio y necesitas flujo de ingresos constantes? Puede que quieras comercializar en el extranjero y busques invertir en un estudio de mercado. Toma las riendas del destino de tu negocio y administra las necesidades de capital en función con tus metas empresariales.

Toma en cuenta las necesidades de tu negocio, pero no te olvides de mejorar la liquidez de tu negocio y hacer que circule tu capital. Guarda suficiente efectivo para cumplir con tus gastos fijos, operar tu negocio y a la vez aprovechar las oportunidades en el camino. Si necesitas acceso a fondos rápido y todavía no generas suficientes activos, no te preocupes. Puede que necesites buscar financiamiento externo.

Encuentra la mejor opción para aumentar tu capital de trabajo

Con el tiempo, la escasez de fondos puede hacer que tu negocio fracase. Afortunadamente, las opciones de financiamiento de negocios pueden ayudarlo a satisfacer rápidamente las necesidades de capital de trabajo. No, no estamos hablando de préstamos bancarios. Nuestros programas de financiamiento de negocios no requieren un historial de crédito perfecto y se enfocan en la salud de su negocio, no solo en el puntaje de crédito personal. Tampoco requieren un proceso de solicitud complejo.

Trabajamos para ayudar a los propietarios de pequeñas y medianas empresas a obtener acceso a capital de trabajo con un proceso en línea fácil y directo. Todo comienza aquí con este breve formulario en línea de pre calificación. ¡Empieza ahora!

Descargo de responsabilidad: Este material se ha preparado únicamente con fines informativos. No está destinado a proporcionar asesoramiento fiscal, legal o contable. Sugerimos consultar con un asesor fiscal, legal y contable antes de realizar cualquier transacción.

¿Qué te detiene de empezar a crecer hoy?

Podemos ser tus socios para que accedas rápido a la financiación que necesitas. Desde el 2010 hemos hecho la diferencia en la vida de muchos dueños y dueñas de pequeños negocios.

¿Listo o lista para construir tu éxito?

¡Precalifica hoy mismo!