Saltar navegación
Graphic Divider Rise

Qué es el flujo de efectivo y cómo calcularlo con tres fórmulas



Como propietario de una pequeña empresa, utilizar ecuaciones matemáticas para calcular tu flujo de efectivo puede sonar como un idioma extraño. Según estudios recientes, alrededor de un 60% de dueños de pequeñas empresas han admitido no estar al tanto de su contabilidad o finanzas. Si eres parte de este grupo y quieres saber qué es el flujo de efectivo y cómo puedes calcularlo, estás en el lugar correcto.

En las próximas secciones, definimos qué tipos de flujo que existen y las fórmulas que debes usar para calcular el flujo de efectivo de tu empresa. Así mismo te damos unos ejemplos sobre cómo puedes calcular tu flujo de efectivo para que puedas sentirte más seguro sobre las finanzas de tu negocio.

Tipos de flujo de efectivo

Existen tres tipos de flujo de efectivo que un negocio puede tener: Flujo de efectivo de operaciones, flujo de efectivo de inversiones y flujo de efectivo de financiamiento. A continuación repasamos cada uno de ellos:

Flujo de caja operativo

El flujo de caja operativo o por sus siglas FCO, representa las transacciones financieras directamente relacionadas con la fabricación y venta de artículos en las operaciones comerciales diarias.Tu flujo de caja operativo te puede decir si tienes o no suficiente dinero para cubrir tus facturas o costos operativos.

En otras palabras, para que una empresa sea financieramente viable a largo plazo, debe haber más entradas de efectivo operativas que salidas de efectivo operativas. Así mismo tu flujo de caja operativo te ayuda a determinar si tu empresa está produciendo suficiente efectivo para impulsar o expander tus operaciones, pero también te puede mostrar cuando una empresa podría necesitar financiamiento externo para crecimiento de capital.

Para determinar tu flujo de caja operativo debes restar el efectivo pagado por los gastos operativos del efectivo de tus ventas. El flujo de caja operativo va en el estado de flujo de efectivo de tu empresa, que se presenta trimestral y anualmente.

Flujo de efectivo de las actividades de inversión

El término flujo de caja de inversión es el informe que muestra cuánto dinero se ganó o gastó dentro de un período determinado en cualquier actividad relacionada con la inversión. Algunos ejemplos de actividades de inversión son las siguientes:

  • Compra de activos especulativos

  • Inversión en valores

  • Venta de valores o activos

Es importante mencionar que si este tipo de flujo de efectivo es negativo, no siempre es un indicador de advertencia. Podría ser el resultado de dinero gastado en el éxito a largo plazo del negocio, como inversión en investigación y desarrollo de una compañía.

Flujo de caja de financiamiento

Por último, el flujo de caja de financiamiento o por sus siglas FCF se refiere a los flujos de caja netos utilizados para financiar el capital de una empresa. Estos incluyen transacciones como la emisión de deuda, acciones y pagos de dividendos. Los inversionistas pueden conocer la salud financiera y la gestión de la estructura de capital de una empresa a partir del flujo de caja financiamiento.

Cómo calcular los flujo de efectivo de tu empresa

El primer paso es recordar algunos términos esenciales para que puedas utilizar cada una de las fórmulas:

  • Ingreso neto: Es el ingreso total que queda después de haber deducido los gastos comerciales de los ingresos o ventas totales.

  • Depreciación/amortización: Es el valor perdido de ciertos activos a lo largo del tiempo. La depreciación es la medida de cómo disminuye ese valor. La amortización desglosa el costo inicial de un activo durante su vida útil.

  • Capital de trabajo: Es la diferencia entre tus activos y pasivos. Representa el capital utilizado en las operaciones del día a día.

  • Gastos de capital: Esto incluye el dinero que tu empresa gasta en activos fijos, como terrenos, bienes inmuebles o equipos.

  • Utilidad operativa: También conocida como ganancias antes de intereses e impuestos y ganancias. El ingreso operativo resta los gastos operativos (como los salarios pagados y otros costos) de los ingresos totales.

  • Efectivo inicial: La cantidad de efectivo que tu negocio tiene disponible al día de hoy.

  • Entradas proyectadas: Son la cantidad estimada de efectivo que recibirás durante el período de pronóstico. Esto incluye cosas como ingresos por ventas, pagos de clientes e inversiones.

  • Salidas proyectadas: Son la cantidad estimada de efectivo que gastarás durante el período de pronóstico. Esto incluye cosas como gastos, pagos de deudas y gastos de capital.

El segundo paso es poner en funcionamiento las siguientes fórmulas para calcular el flujo de efectivo y obtener información específica sobre tu empresa. Empecemos por la primera.

Fórmula de flujo de caja libre

Con la siguiente fórmula puedes obtener tu flujo de caja libre:

Flujo de Caja Libre = Utilidad Neta + Depreciación/Amortización – Cambio en Capital de Trabajo – Gastos de Capital

Suena complicado, no? En realidad esta es una fórmula muy común de usar. ¿Por qué? Te ayuda a calcular la cantidad de dinero que tienes disponible. De esta manera puedes evaluar la compra de una nueva pieza de software, incorporar personal nuevo o incluso comercializar e invertir en marketing. Los números que necesitas para hacer esta fórmula se pueden encontrar en tu estado de resultados o el balance general de tu empresa. Veamos cómo se ve la fórmula de flujo de caja libre en la práctica:

Supongamos que tienes un pequeño negocio de fotografía y estos son tus números:

Ingreso neto = $50,000

Depreciación/Amortización = $0

Cambio en el capital de trabajo = – $8,000

Gastos de capital = $1,800 (acabas de comprar una cámara nueva)

La fórmula para sacar tu flujo de caja libre iría de la siguiente forma:

[$50,000] + [$0] – [-$8,000] – [$1,800] = $40,200

Eso significa que tienes $40,200 en efectivo disponible para reinvertir en tu empresa.

Fórmula de flujo de caja operativo

Con la siguiente fórmula puedes obtener tu flujo de efectivo operativo:

Flujo de Caja Operativo = Utilidad Operativa + Depreciación – Impuestos + Cambio en el capital de trabajo.

Con esta fórmula, puedes comprender la descripción general del flujo de efectivo de tu negocio porque cuenta para tus gastos, ganancias o inversiones irregulares. Si deseas obtener más fondos de una empresa de capital de riesgo, lo más seguro es que querrán conocer tu flujo de caja operativo. Veamos un ejemplo de cómo se ve esto:

Ejemplo de flujo de caja operativo:

¡Sigamos adelante con tu negocio de fotografía! Digamos que así es como se ven tus finanzas este año:

Ingreso operativo = $ 55,000

Depreciación = $0

Impuestos = $10,000

Cambio en el capital de trabajo = – $8,000

Tu fórmula de flujo de efectivo operativo está representada por:

[$55,000] + [$0] – [$10,000] + [-$8,000] = $37,000

Eso significa que, en un año típico, tu negocio de fotografía genera $37,000 en flujo de efectivo positivo de tus actividades operativas regulares.

Fórmula de pronóstico de flujo de efectivo

Pronóstico de flujo de efectivo = Efectivo Inicial + Entradas Proyectadas – Salidas Proyectadas = Efectivo Final.

Esta fórmula es la mejor para entender cómo planificar el futuro. Pronosticar tu flujo de efectivo para el próximo mes o trimestre es un buen ejercicio para comprender lo que necesitarás y lo que podrías tener a mano para el futuro, para saber si puedes pensar en esas proyecciones.

Volviendo a nuestro ejemplo de negocio de fotografía, digamos que tienes:

Efectivo inicial = $40,000

Entradas proyectadas para los próximos 90 días = $40,000

Salidas de proyectos para los próximos 90 días = $5,000

Así es como se vería tu pronóstico de flujo de efectivo:

[$40,000] + [$40,000] – [$5,000] = $75,000

Eso significaría que tu flujo de efectivo previsto para el próximo trimestre será de $75,000.

Aumenta tu flujo de efectivo

Ahora que sabes cómo puedes calcular los diferentes tipos de flujo de efectivo, ¡Comienza a proyectar tu crecimiento! Con One Park Financial, puedes concentrarte en el futuro sin preocuparte por nada más. Hemos trabajado para ayudar a los propietarios de pequeñas y medianas empresas a acceder al capital de trabajo rápido que necesitan para llevar sus negocios a otro nivel. Nuestro proceso es simple y hemos ayudado a muchas pequeñas empresas que han sido rechazadas por los bancos para acceder a financiamiento. ¡Solicita ahora y mira si pre calificas en minutos!

Descargo de responsabilidad: este material se ha preparado únicamente con fines informativos. No está destinado a proporcionar asesoramiento fiscal, legal o contable ni se debe confiar en él. Sugerimos consultar con su asesor fiscal, legal y contable antes de realizar cualquier transacción.

¿Qué te detiene de empezar a crecer hoy?

Podemos ser tus socios para que accedas rápido a la financiación que necesitas. Desde el 2010 hemos hecho la diferencia en la vida de muchos dueños y dueñas de pequeños negocios.

¿Listo o lista para construir tu éxito?

¡Precalifica hoy mismo!