¿Cómo Funciona el Factoraje de Facturas?

15
February 2019

Como propietario de empresa, usted puede acceder a una amplia variedad de opciones de financiación. Una de estas opciones es el factoraje; una transacción en la que una empresa vende sus facturas (o cuentas por cobrar) a una tercera empresa financiera a la que comúnmente se hace referencia como un "factor".

En última instancia, el factor recibirá los pagos de las facturas de los clientes de la empresa. Debido a que el factoraje utiliza como garantía facturas comerciales o cuentas por cobrar, a menudo se lo denomina "financiación de cuentas por cobrar".

¿Cómo recibe una empresa los fondos de factoraje?

Cuando se contabiliza una factura, la tercera empresa financiera le adelanta un porcentaje del valor de la (s) factura (s). Usted entonces recibe el saldo de la factura (menos los cargos) después de que el Factor reciba el pago de su cliente. Las tasas de avance suelen oscilar entre el 80% y el 95%. El historial crediticio de su cliente por lo general juega un papel importante en la tasa de avance a la que podrá acceder.

¿Cómo puede el factoraje beneficiar a su empresa?

Digamos que mensualmente usted promedia $50,000 en cuentas por cobrar. No obstante, sus clientes pueden tardar más de 30 días en pagar lo que deben. Mientras tanto, usted sigue siendo responsable de cubrir la nómina, comprar el inventario y pagar el alquiler.

Con el factoraje, usted recibe rápidamente un porcentaje del valor en efectivo de dichas facturas, lo que finalmente le permite cubrir sus gastos hasta que sus clientes paguen lo que deben.

Incluso si la tasa de avance es del 85%, todavía tendrá acceso a $42,500. Y mientras que el factoraje ofrece una amplia variedad de beneficios, su ventaje principal es que ofrece pagos rápidos en sus facturas.

¿Cuántas de sus facturas debes factorizar?

Cada empresa es diferente, por lo que no existe una respuesta universal a la cantidad respecto a las facturas que su empresa debería considerar factorizar. Algunas empresas solo tienen en cuenta las facturas de los clientes que tardan más tiempo en pagar. Otras empresas tienen en cuenta todas sus facturas. Considere sus necesidades y si su empresa se ve obstaculizada o no debido a problemas relacionados con las cuentas por cobrar retrasadas.

Los diferentes tipos de factoraje.

Hay dos tipos principales de factoraje: factoraje de recurso y sin recurso. Ambos tienen sus ventajas y desventajas, y deben ser investigados cuidadosamente por el propietario de la empresa antes de tomar una decisión.

El factoraje de recursos significa que el cliente de factoraje asumirá la responsabilidad total del pago de una factura, si el factor no puede cobrar el pago de un deudor o cliente. En otras palabras, usted es responsable si sus clientes no cumplen con su pago.

Por otro lado, el fatoraje sin recurso implica que el cliente comercial vende todas sus facturas al factor, quien a su vez asume toda la responsabilidad de cobrar las facturas. Algunos factores proporcionan servicios tanto de recurso como de no recurso.

Honorarios factoriales y términos contractuales que usted debe conocer

Del mismo modo que los préstamos comerciales pueden tener diferentes tasas de interés según el prestamista del que tome prestado; los factores tienden a tener estructuras de tarifas variables dependiendo de con quién decida trabajar. Algunos factores basan sus comisiones de factoraje en el volumen mensual total de cuentas por cobrar, y la solvencia de los clientes de las empresas.

Otros factores requieren tarifas adicionales tales como garantías, transferencias de dinero, envío y otros gastos comerciales. Con tantos proveedores de factoraje para elegir, entender las estructuras de las tarifas lo ayudará a tomar una decisión bien informada a favor de su empresa. Será su trabajo entender todas las tarifas que pagará antes de firmar un contrato de factoring. En la mayoría de los casos, los contratos de factoring son de 12 meses y se pueden renovar anualmente.

¿Es el factoraje lo más adecuado para su empresa?

El factoraje puede ser una buena opción, especialmente si los créditos a largo plazo forman parte de su ciclo económico típico. Sin embargo, el factoraje es solo una opción de préstamo entre muchas, por lo que es mejor acudir a los proveedores de financiación y ver qué ofertas se adaptan mejor a sus necesidades.

Si necesita capital circulante rápidamente, acuda a One Park Financial. Podemos conectarlo con una gran reserva de financiadores que se especializan en ayudar a los propietarios de pequeñas empresas a prosperar y crecer. La solicitud es un proceso rápido e indoloro, y una vez que califique (¡el procedimiento es rápido!), tendrá el dinero que necesita rápidamente para mantener su negocio en movimiento.