Entendiendo el Estado de Pérdidas y Ganancias de Su Pequeña Empresa

25
March 2019

Entendiendo el Estado de Pérdidas y Ganancias de Su Pequeña Empresa Se conoce por muchos nombres: estado de pérdidas y ganancias, P&L, estado de ingresos, estado de resultados, estado de operaciones, y estado de rendimiento financiero. Pero independientemente del nombre que elija usar, se referirá a una cosa: un resumen de los ingresos, costos y gastos de su empresa por un período de tiempo específico, generalmente un año o un trimestre fiscal.

Podría pensar que una declaración de ganancias y pérdidas es algo de lo que solo las corporaciones tienen que preocuparse. No es cierto. Es una parte esencial de cualquier plan de empresa, y es una excelente manera de evaluar el desempeño de su negocio.

Componentes de un estado de pérdidas y ganancias

Los estados de pérdidas y ganancias son fáciles de entender y relativamente fáciles de calcular. Comienzan con un resumen básico de sus ingresos, desglosan varios costos y gastos, y concluyen con su ganancia neta.

El ingreso, es el dinero que está ingresando como resultado de sus actividades comerciales.

Los costos, también conocidos como "Costos Directos" y "Costo de los Bienes Vendidos (COGS)", son los costos asociados con la fabricación de productos o la prestación de servicios. Esto no incluye gastos de la empresa tales como alquiler o nómina. En cambio, incluiría los costos de impresión si vende fotografías, o el precio al por mayor de los productos que vende en una tienda de regalos. Y el costo directamente atribuible a las ventas o la entrega de sus servicios se detalla en esta sección.

El margen bruto se calcula deduciendo los costos de los ingresos. Esta cifra muestra la cantidad de dinero que tiene para cubrir los gastos comerciales, después de pagar los costos de sus productos o servicios. Puede calcular el porcentaje de su margen bruto dividiendo el margen bruto por los ingresos. Este porcentaje le muestra cuánto gasta en productos / servicios. Cuanto mayor sea su porcentaje de margen bruto, mejor.

Los gastos operativos, son lo que usted paga para mantener su negocio en funcionamiento, aparte de sus Costos (ver más arriba). Por lo general, esto incluiría el alquiler, los servicios públicos, la nómina, la mercadotecnia, los viajes de negocios necesarios y otros elementos esenciales. No incluye sus impuestos ni los intereses que está pagando por los préstamos.

El Ingreso Operativo (su "EBITDA": las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) se pueden calcular restando sus gastos operativos de su margen bruto.

Los intereses, son los pagos que usted podría hacer sobre los préstamos.

La depreciación y la amortización, están relacionadas con los activos propiedad de la empresa, e indican la pérdida de valor que afecta a dichos activos a lo largo del tiempo. Por ejemplo, sus vehículos disminuirán en valor debido al desgaste normal a lo largo de los años.

Los impuestos son obvios, aquí es donde se enumeran los costos fiscales.

La ganancia neta, es la cifra que representa su balance final. Es lo que queda de los ingresos de su empresa después que reste todos sus gastos necesarios. Con suerte, su ganancia resultará ser un una cifra saludable, pero puede indicar problemas inminentes de rentabilidad empresarial o incluso pérdidas.

Puede ir un paso más allá y calcular el porcentaje de su ingreso neto (también denominado "margen de ganancia") al dividir su ingreso neto por su facturación neta, y multiplicar su resultado por 100. Esto le brinda una manera fácil de rastrear el margen de ganancia a lo largo del tiempo. Por lo general, es una buena noticia si sus márgenes de ganancia aumentan. Un buen margen de ganancia puede oscilar entre 11%-20%, dependiendo del tipo de empresa que maneja y la industria. Puede obtener una idea general de cuál debería ser su margen de ganancias al buscar en Google “Margen de ganancias para {mi industria]” reemplazando a “mi industria” con cualquier campo en el que trabaje, como restaurantes, galerías de arte, ropa, etc.

¿Cómo mejorar el margen de ganancias?

Puede reducir gastos o aumentar los productos y servicios que ofrece.

Reduzca los gastos: una mirada prolongada a su estado de pérdidas y ganancias debe revelar cualquier área en la que esté gastando innecesariamente. Mantenga sus gastos generales tan bajos como sea razonablemente posible.

Reduzca los costos directos: También debe verificar si alguno de los productos y servicios que ofrece tiene un bajo rendimiento y considerar si puede reducir los costos directos de ese producto / servicio. También puede decidir abandonar productos y servicios no rentables.

Aumente las ofertas de productos / servicios, si puede hacerlo sin aumentar los gastos generales hasta un punto en el que no sea rentable. Obtener financiación de capital circulante puede ayudarlo a hacer crecer su negocio, sin aumentar sus gastos generales más allá del punto de rentabilidad. Usaría los fondos para aumentar las fuentes de ingresos sostenibles, que aumentan sus ganancias sobre los costos asociados de la financiación.

Si no califica para un préstamo bancario, o si necesita financiación dentro de días en lugar de semanas, considere buscar fuentes alternativas de financiación. Estos financiadores ofrecen opciones, tales como préstamos para equipos y factoraje de facturas, diseñados para satisfacer las necesidades de las empresas más pequeñas. Los propietarios de empresas no necesitan tener un historial crediticio perfecto para ser aprobados. A los prestamistas alternativos les preocupa más su capacidad de pago actual, que su historial de crédito pasado. Y el proceso de solicitud y aprobación generalmente toma minutos, no meses.

Una manera fácil de iniciar el proceso es obteniendo la precalificación de One Park Financial, una compañía que se enfoca en ayudar a los propietarios de pequeñas y medianas empresas a acceder a fondos. Visite oneparkfinancial.com, o llame al 855.218.8819 y conéctese con un experto en financiación para descubrir cuáles son las opciones que tienen sentido para usted y su negocio.