Acciones que puedes tomar para cuidar la salud mental de tus empleados

14
June 2022

A veces es difícil lidiar con síntomas de depresión, especialmente en un contexto laboral. Pero es imprescindible prestarle atención a esta condición psicológica que afecta a uno de cada cinco estadounidenses a lo largo de su vida.

Los líderes de un negocio pueden marcar una diferencia a la hora de identificar síntomas de depresión, saber cómo responder y proporcionar los recursos adecuados para cuidar la salud mental de sus empleados.

Sigue leyendo para aprender cómo cuidar tu salud mental y la de tus empleados.

La importancia del bienestar mental en el lugar de trabajo

Hay dos factores que ponen en foco a la salud mental en el ámbito laboral. El primero es que la pandemia ha afectado drásticamente nuestra rutina y estabilidad financiera, y vivimos los efectos colaterales de ella. Los estudios de la OMS indican que durante el primer año de COVID-19 la prevalencia global de ansiedad y depresión aumentó en un 25%.

El segundo factor es más positivo, y es que los estadounidenses también están dando un paso adelante para hablar abiertamente acerca de su salud mental, a pesar del estigma o de los prejuicios de la sociedad. Los datos de la encuesta State of Mental Health in America 2021 demuestran que la cantidad de personas que buscan ayuda para lidiar con la depresión aumentó significativamente de 2019 a 2021.

Esta información nos motiva y a la vez nos preocupa. Sabemos que todavía nos queda un largo camino para generar más consciencia acerca de la salud mental y la depresión. Pero ya no tenemos miedo a enfrentarnos al problema. Veamos qué implica la depresión en el lugar de trabajo y qué iniciativas puedes comenzar a implementar para mejorar el bienestar de tus empleados.

Señales de depresión en el trabajo

Muchas veces decimos que “estamos deprimidos”, pero en verdad sólo estamos experimentando cambios en nuestro estado de ánimo o viviendo alguna respuesta emocional de tristeza a corto plazo. La depresión es una condición clínica grave que afecta nuestro estado de ánimo a largo plazo, y que también puede generar sufrimiento mental y físico. Una persona con depresión experimenta dificultades en todos los aspectos de su vida, no sólo en el ámbito laboral.

Estas son las señales de alerta que pueden ayudarte a identificar síntomas de depresión en tus empleados:

  • Inasistencia al trabajo.

  • Problemas para cumplir con los plazos u objetivos.

  • Falta de energía y cansancio extremo.

  • Relaciones tóxicas o dañinas con los compañeros de trabajo.

  • Pérdida de apetito o cambios drásticos de peso.

  • Altos niveles de agresividad e irritabilidad en la comunicación.

  • Cambios de humor drásticos.

  • Te expresan que se sienten “vacíos”, mucha pérdida de interés o hablan de su suicidio.

  • Pérdida de habilidades cognitivas como el enfoque o el pensamiento crítico.

  • Aislamiento extremo entre compañeros de trabajo.

Esta condición de salud mental compleja también puede conducir al abuso de sustancias y trastornos de ansiedad. Pero cada caso es único. Los síntomas varían según la persona y siempre deben ser diagnosticados por un profesional de la salud mental.

¿Cómo cuidar la salud mental de tus empleados?

Dos profesionales en una sesión de terapia psicológica.Si lo que buscas es consolidar la confianza, minimizar riesgos y fomentar altos niveles de productividad y satisfacción con tus empleados, necesitas priorizar la salud mental de tus empleados. Estas son algunas iniciativas que puedes tomar para generar más conciencia acerca de la depresión e identificar a los que necesitarán apoyo.

1. Incluye el estado de ánimo de tus empleados en las conversaciones diarias

Construye una cultura empresarial que tome en cuenta el estado de ánimo de cada uno de tus empleados. Debería surgir de forma natural y formar parte del día a día. No tiene que ser algo complejo, puede ser algo sencillo, como comenzar una reunión preguntándole a cada empleado que elija una palabra para expresar como se siente.

Por ejemplo: Marcus se siente frustrado porque no cerró un trato con un cliente o Tina se siente feliz porque sus padres vendrán de visita este fin de semana. Incorpora estos gestos sencillos para sintonizar con su salud mental e identificar sí hay algún tipo de indicio de depresión o ansiedad.

2. Identifica el estado mental de tu equipo ejecutivo

Los líderes son una pieza clave a la hora de crear un ambiente de trabajo saludable y productivo. Sin embargo, las investigaciones estiman que la tasa de depresión de los ejecutivos es dos veces más alta que la de la población general.

Esto se debe en parte a la alta presión y el estrés que experimentan al tener que hacerse cargo de la toma de decisiones. Aprende a identificar señales de depresión en tu equipo de liderazgo y enséñeles cómo identificarlos entre los miembros de su equipo. Algunas señales de advertencia son: las comunicaciones pasivo-agresivas o un exceso en las horas de trabajo que conducen al síndrome del burnout, o el agotamiento prolongado.

3. Incluye tratamiento psicológico en el seguro médico de tus empleados

La forma más efectiva de tratar la depresión y otras condiciones mentales es con la ayuda de un profesional. Asegúrate de que tus empleados tengan acceso a programas de asistencia psicológica cuando sea necesario. Por ejemplo, podrías incluir el Modelo de atención colaborativa (conocido como CoCM por sus siglas en inglés) en tu plan de atención médica para brindarle servicios de psiquiatría o atención primaria a tus empleados.

Otra opción que tienes a tus manos como empleador es el Programa de asistencia al empleado (EAP por sus siglas en inglés) para brindar asesoramiento psicológico gratuito y confidencial. Estos programas sirven para asistir a las personas que lidian con el abuso de substancias, pero también pueden ayudar a detectar la depresión u otras condiciones psicológicas.

4. Incorpora un espacio de contención psicológica para tus empleados

Las personas que tienen depresión necesitan saber que pueden acudir a un lugar que les genere seguridad y confidencialidad. No es fácil hablar acerca de su condición abiertamente, por eso generar un entorno de confianza con ellos. Lo puedes hacer de diferentes formas, por ejemplo, dejar una caja de sugerencias o un espacio en el cual los empleados que identifiquen o experimenten síntomas de depresión de alto riesgo puedan solicitar ayuda de forma anónima. También se pueden hacer chequeos confidenciales de forma regular con bajo niveles de rendimiento considerando su salud mental.

5. Educa a tus empleados acerca de las afecciones de salud mental

Educa a tus empleados acerca de las diferentes condiciones de salud mental y cómo identificar los síntomas en sí mismos y con sus compañeros de trabajo. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en el lugar de trabajo y es ahí donde tenemos una gran oportunidad de identificar las señales de alerta antes de que conduzcan a consecuencias drásticas como la depresión o el suicidio.

Educa a tus empleados acerca de cómo cuidar su salud mental, pero con mucho cuidado y consideración. Cuida tu lenguaje, evita estigmatizar la salud mental utilizando términos como "enfermedad mental" o "trastorno mental", es mejor optar por las palabras "Condiciones de salud mental". No tienes por qué hacerlo por tu cuenta, hay muchos programas de capacitación para aprender acerca de la salud mental, como el programa Mental Health First Aid (en inglés), que le pueden enseñar a tus participantes cómo notar y apoyar a los empleados que experimentan condiciones de salud mental.

Recursos y organizaciones de apoyo y tratamiento psicológico:

En Estados Unidos hay varias entidades de salud a las cuales tu y tus empleados podrán acudir si necesitan ayuda. Genera consciencia y brinda seguridad para recurrir a instancias de emergencia. Brindale a tus empleados los siguientes recursos de apoyo psicológico:

Invierte en el cuidado del bienestar mental y físico de tus empleados

La mayoría de los empleadores exigen altos niveles de rendimiento y productividad, por eso muchos no sienten la necesidad de lidiar con empleados que están experimentando depresión u otras condiciones psicológicas. Pero esta actitud sólo agravia el problema. Una menor productividad de los empleados debido a la depresión le cuesta a los Estados Unidos unos $44 miles de millones por año.

Cuando inviertes en iniciativas de salud mental, das un paso adelante para mejorar la situación de salud mental en todo el país. Si necesitas capital de trabajo para concretar estas iniciativas, brindar más beneficios de ayuda psicológica o equipar a tu equipo ejecutivo con los recursos necesarios, te podemos ayudar.